Cómo funciona

La economía circular optimiza la utilización de los flujos de materia y energía tomando como base el funcionamiento de los ecosistemas: se usa la menor energía posible y todo se reutiliza.

En la naturaleza no existen residuos, todo se convierte en abono. De la misma manera los productos se deben diseñar para que se fabriquen con la menor energía posible utilizando materiales que se puedan desmontar fácilmente y que se puedan reutilizar o reciclar al final de su vida útil. De esta forma los residuos se incorporarían de nuevo al ciclo productivo.

Podemos considerar dos tipos de productos: los biodegradables, entre los que se encuentran los alimentos, la madera, el papel, etc,  y los técnicos, que se fabrican a partir de minerales o combustibles, como los plásticos, los metales, etc. Cada uno de estos productos sigue un ciclo.

Ellen MacArthur

Elaborado por la Fundación Ellen MacArthur

 

EL BIOCICLO ECONÓMICO

 

El sector que trabaja con materias orgánicas es muy amplio y abarca desde la producción (agricultura, pesca, forestal, ganadería); la transformación (alimentación, textil, biotecnología)  la distribución y consumo y, por último, la eliminación.

El volumen de residuos orgánicos, fundamentalmente los generados en las ciudades, presenta una gran oportunidad para transformarlo en energía, nutrientes u otros materiales aplicando los principios de la economía circular. La producción de residuos o de aguas residuales ha supuesto siempre un problema económico y ambiental, sin embargo puede transformarse y generar valor, así como  contribuir a restaurar el medio natural. Los procesos que se pueden seguir son:

  • Compostaje que dará lugar al compost (abono).
  • Digestión anaeróbica para obtener biogás y enmienda del suelo.
  • Extracción de productos bioquímicos,  con los que se puede producir energía o fabricar otros productos. Este proceso se lleva a cabo en biorefinerías.
  • Uso en cascada de elementos y materiales lo que supone mantener más tiempo los materiales en circulación. La gestión en cascada supone la utilización de la jerarquía: reutilizar, reparar, reciclar, valorizar, etc.  Básicamente consiste en la creación de valor mediante el paso en cascada por diferentes aplicaciones.

 

EL CICLO TÉCNICO

 

El ciclo técnico se basa en minimizar el uso de recursos naturales y energía. Se utilizan todos los procesos necesarios para alargar la vida útil de los productos de tal forma que se genere la menor cantidad posible de residuos. El ecodiseño es fundamental. Los procesos que se pueden seguir son:

  • Reutilización de un producto con el mismo fin y de la manera original con la que fue creado o con un ligero cambio o mejora.
  • Restauración  en profundidad de las partes fundamentales y con mayor valor de un producto para obtener uno “como nuevo”.
  • Refabricación  utilizando elementos recuperados de otros
  • Uso en cascada lo que supone mantener más tiempo los materiales en circulación. La gestión en cascada supone la utilización de la jerarquía: reutilizar, reparar, reciclar, valorizar, etc
  • Reciclaje que es el uso de residuos en procesos industriales para fabricar nuevos productos.

Una vez que los productos han acabado su vida útil, la economía circular propone reusarlos, desmontarlos y montarlos de nuevo sustituyendo lo que se hubiera estropeado  y, cuando no haya más opciones, reciclar todos sus componentes. Lo que no pudiera usarse podría servir para generar energía o compost.

Logo Gedesma
Logo de Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid