Movilidad compartida

Cambio de mentalidad: necesitamos movernos de un lugar a otro, no tener un coche.

Se calcula que un coche pasa un 95% de su vida útil detenido ocupando, en la mayoría de las ocasiones, un valioso espacio en la vía pública o en un garaje que conlleva costes considerables. Según este punto de vista, se puede decir que el coche está muy desaprovechado y cada vez más personas se dan cuenta de ello. Como consecuencia, surgen nuevas iniciativas que fomentan la movilidad compartida, o car-sharing, permitiendo ahorrar costes a los usuarios a la vez que se mejora el tráfico y disminuye la contaminación en las ciudades.

Estas empresas ponen a disposición del usuario tanto motos como coches de alquiler por cortos periodos de tiempo en múltiples ubicaciones. A través de una app se localiza el vehículo más cercano y se reserva. El coste del servicio dependerá del tiempo de uso.

Gran parte de estas iniciativas cuentan con coches o motos eléctricas, lo que reduce las emisiones contaminantes en zonas de gran concentración de tráfico.

Muchos usuarios, mediante el auge de estas iniciativas, optan por no tener un coche en propiedad y lo alquilan cuando lo necesitan. Esto supone un importante ahorro económico, dado que solo se paga por el uso y se evita el coste del propio vehículo, el aparcamiento, el mantenimiento, los impuestos, etc. Por otra parte, el acercamiento del vehículo eléctrico a los conductores, puede fomentar la compra de este tipo de vehículos cuando la experiencia de su uso es buena.



Envíanos tu experiencia
Logo Gedesma
Logo de Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid