17 de mayo: Día Mundial del Reciclaje

Foto: Pixabay

Cuando reciclamos, creamos productos nuevos usando como materia prima otros productos ya usados.

El reciclaje ha aumentado en los últimos años un elevado porcentaje como consecuencia de la separación que se realiza en los hogares de los envases. En Madrid, desde 1998 se lleva a cabo la recogida selectiva en los contenedores amarillos. Las recogidas de papel-cartón y vidrio se realizan desde hace más tiempo, aunque el aumento de estos contenedores ha ido aumentando paulatinamente en nuestras ciudades.

En la jerarquía de tratamiento de residuos, el reciclaje ocupa un lugar destacado por detrás de la prevención, la reutilización y la refabricación. Si un producto tiene que ser desechado porque a su propietario ya no le sirve y no puede ser reutilizado por otra persona o desmontado para ser usado en la fabricación de otro, su camino será el reciclaje. En este proceso, se obtendrá una materia prima secundaria que podrá dar lugar a nuevos productos del mismo tipo o totalmente distintos al producto del que proceden. Así de las botellas de vidrio se podrán obtener nuevos envases de vidrio o de las botellas de plástico se podrán obtener abrigos e impermeables.

Logo Gedesma
Logo de Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid